Blog crítico con la España de Zapatero

El pensamiento progre o neomarxista es uno de los enemigos más peligrosos que tiene Occidente en el siglo XXI. Lo progre idiotiza a la sociedad con sus monsergas buenistas. Zapatero representa muy bien todo eso. No te creas ni una palabra de lo que diga.

06 agosto 2007

Hablar español en España


En un país normal, plantearse poder hablar el idioma del país, el que hablan todos por lo menos, sería una majadería tal, que al que lo planteara, lo mandarían al psiquiatra como poco. En España, esto ya hace años que merece un planteamiento y cuidadoso porque como dijo Caldera una vez, "eso de la bandera española hiere sensibilidades".

Resulta ahora que ciertos empresarios turísticos reunidos en el congreso "Mesa del turismo", han pedido a las CCAA que se cumpla "la co-oficialidad del idioma español" en materia de señalización por ejemplo… Hasta ese límite de surrealismo llegamos.

Parece que se han dado cuenta (nunca esta es tarde si la dicha es buena) que eso de que las cosas sólo estén en catalán, vasco o gallego perjudica la imagen de España como marca turística, aparte de que dificulta sin motivo la vida del turista nacional. Vaya lo que han tardado en darse cuenta, la verdad.

Ya es triste que el sector turístico alerte que el castellano está erradicado de la vida pública en muchos sitios. Que los carteles de las carreteras estén sólo en el idioma autonómico o que en un museo, uno de Cádiz no entienda bien las indicaciones, es relativamente anecdótico. Lo grave es que en ciertos sitios (esos de idioma "propio"), no se puede escolarizar a un niño en español, por ejemplo, sin que apenas nadie proteste por ello. Si lo hacen, se han ganado la estigmación social.

El Estado central ha concedido la potestad exclusiva a las CCAA para legislar la política lingüística dentro de su territorio y así vemos el uso extensivo de las leyes que promulgan: erradicación del español, el idioma de todos, de la vida pública.

Nos parece muy bien que se emplee la lengua local en todos los ámbitos pero no es de recibo que se elimine toda referencia oficial o que se estigmatice el uso del español hasta tal punto de borrar con spray todo cartel en donde aparezca una palabra en español.

Por tanto entreguismo del Estado, ciertamente por complejos absurdos de centralismo que nunca existió, tenemos que ver carteles en las carreteras para anunciar los kilómetros que faltan tipo "Saragossa 126" por Cataluña y otros con "Girona 704" en Madrid.

Que Girona sea impronunciable para un español porque el fonema del grupo "Gi-" no exista en castellano, no importa mucho. Ya lo aprenderán.

Nota: en la foto está tachado la palabra "niebla", con lo cual, todo el que pase por esa zona y que no sepa catalán, no se enterará de la advertencia del cartel.

6 Comentarios:

  • At 7/8/07 12:38, Blogger Decentes said…

    Triste es desde luego todo esto que cuentas, además de vergonzoso. Que asco!!!!

    Saludos

     
  • At 7/8/07 15:19, Blogger Butzer said…

    Por lo menos ahora no podrán acusar al PP o Ciudanos de ser los únicos que dan el grito en el cielo. No sé a que esperan para tomar medidas. Si es que quieren tomarlas, claro.

     
  • At 7/8/07 16:58, Blogger Deveraux said…

    Todo esto se lo pasan por el forro. Hoy mismo la Generalitat decía que el "catalán solo" era un reclamo turístico...

     
  • At 7/8/07 23:23, Blogger Wicek said…

    Sencillamente vergonzoso.

    España somos todos ¿cuando se darán cuenta de una vez en Ferraz?, mientras tanto entregando la llave de gobiernos a esta "gente" de ERC, NaBai, BNG...

    Cambio de ley electoral ya!!

     
  • At 10/8/07 13:05, Anonymous Anónimo said…

    ¿No te das cuenta, trozo de mierda (Deveraux), que ocupándote de gilipolleces como esa le haces el juego a los que quieren tapar problemas más graves, imbécil de los cojones?

     
  • At 15/2/08 17:32, Anonymous Anónimo said…

    Un poco de cultura siempre viene bien:

    Napoleón Bonaparte durante sus batallas siempre usaba una camisa de color rojo.
    Para él era importante porque, si resultaba herido, con su camisa roja no se notaría su sangre y sus soldados no se preocuparían y no dejarían de luchar.
    Toda una prueba de honor y valor.

    Doscientos años más tarde, Mariano Rajoy utiliza siempre un pantalón marrón.

     

Publicar un comentario

<< Home